Ser multilingüe: 5 beneficios de aprender idiomas

Más allá de enriquecer el currículum vitae, las relaciones personales y con otras culturas, viajar y ampliar los conocimientos, aprender idiomas tiene importantes beneficios para el intelecto como lo demuestran numerosos estudios científicos. Hoy la importancia de ser bilingüe o multilingüe no es solo una necesidad profesional sino que reporta mejoras cognitivas destacables. ¡Descubre cuáles son!

Incremento de las capacidades lingüísticas

¿Sabes qué le pasa a tu cerebro mientras aprendes una lengua? Científicos suecos han hallado recientemente que el cerebro aumenta de tamaño al estudiar una lengua extranjera. Para ello, han utilizado imágenes de resonancia que les han ayudado a entender qué pasa en nuestro cerebro cuando escuchamos, entendemos y hablamos una segunda lengua. Y el efecto es muy visible, según sus resultados, el incremento del cerebro también va ligado a tener unas mejores habilidades lingüísticas.

Buena memoria 

Las personas bilingües tienen de por si mentes más creativas y flexibles que los monolingües. Así como también memorias más fuertes, ya que un estudio canadiense ha concluido que el Alzheimer y las demencias son diagnosticadas más tarde por aquellos que hablan más de un idioma, que por los que solo conocen uno. Por tanto, estudiar una segunda lengua nos ayuda a preservar nuestra mente sana durante más años. Además, como el aprendizaje de un idioma requiere memorizar reglas y vocabulario, se fortalece la memoria y se recuerdan con mayor facilidad listas, nombres y direcciones.

Beneficios desde niños y adultos

Siempre se ha creído que es necesario aprender idiomas desde una temprana edad para facilitar el aprendizaje. Esto es así, pero si has empezado a estudiar inglés, por ejemplo, cuando ya eras adulto cuentas con las mismas ventajas. Investigadores de la Universidad de Edimburgo cayeron en la cuenta que millones de personas de todo el mundo adquirían el conocimiento de una lengua extranjera cuando ya no eran niños y los resultados de su estudio mostraron que conocer otra lengua ayuda a preservar una mente joven, a pesar de cuando hayas empezado a aprenderla.

Mejora tu intelecto

Cuando estás aprendiendo un idioma tu cerebro ejercita las capacidades de reconocimiento, significado y comunicación, lo que también ayuda en otras facetas de la vida. Por ejemplo, los escolares bilingües sacan mejores notas que los monolingües en aspectos como las matemáticas, la lectura y el vocabulario. En la Universidad de Pensilvania descubrieron que el multilingüismo también favorecía a la multitarea. En una caso práctico, encontraron que aquellos que hablaban más de una lengua cometían menos errores al conducir.

Más perceptivos y determinantes

Las personas multilingües son mejores observadores de su entorno, según un estudio de la Universidad Pompeu Fabra. Se fijan más en la información relevante y desechan aquella irrelevante y engañosa. Mientras que en la Universidad de Chicago descubrieron que los bilingües tendían a ser mucho más racionales en la toma de decisiones. De hecho, todas las lenguas contienen matices en su vocabulario, lo que influye en ejercitar las capacidades de juicio.

Estudiar una segunda lengua, de niños y adultos, tiene entonces importantes beneficios tanto físicos como emocionales y nos da la oportunidad de entender también nuestra propia lengua, su gramática, estructura, conjugaciones… A la vez que nos ayuda a comunicarnos, escribir y escuchar mejor. ¡Benefíciate de aprender idiomas!