Profesores 'au pair': el inglés dinámico e informal

Natasha es una joven española de 18 años de ascendencia austriaca. Después de haber finalizado con éxito el bachillerato y la selectividad, tiene por delante su último agosto 'libre' antes de convertirse en universitaria.

Ya se sabe: el riesgo de afrontar el estudio de una licenciatura conlleva la posibilidad de afrontar recuperaciones a principios de septiembre, un fatídico mes para muchos jóvenes. 

Como miembro de una familia de origen no español, Natasha dispone de la ventaja de hablar una lengua extranjera, la alemana, perfectamente. El castellano y el inglés también forman parte de su repertorio lingüístico. Ante las perspectivas veraniegas comunes (viajes con la familia o amigos, reposo absoluto, etc.) la joven ha optado por una opción menos usual pero cada vez más conocida por los estudiantes que pretenden mejorar su dominio de un idioma: trabajar como 'au pair' en el extranjero.

En los últimos años se ha consolidado un tipo de empresas quepone en contacto jóvenes extranjeros residentes en un país -o gente con ganas de viajar a dicha región con familias autóctonas. El intercambio es simple: los estudiantes ejercen de canguros de los niños durante unas horas, en las cuales desempeñan el papel de un profesor informal de lengua extranjera. Por ejemplo, el caso de Natasha consiste en irse a Inglaterra y convivir con una familia con niños, a quienes enseñará nociones básicas de español.

Obviamente, los jóvenes que optan por esta opción también tienen la oportunidad de perfeccionar la lengua del país donde viven, así como la posibilidad de interactuar frecuentemente con una unidad familiar y compartir opiniones, ideas y costumbres. De hecho, hacerse 'au pair' se está haciendo muy popular entre los estudiantes Erasmus que residen en ciudades europeas.

Desde ya hace algún tiempo, diversos filólogos, profesores de inglés y los mismos padres y madres han expresado su malestar por la metodología de enseñanza de inglés que se sigue en España, 'demasiado basada en la gramática y poco en la oralidad'. Los 'au pair' ofrecen todo lo contrario: dinamismo y informalidad, esenciales para dominar la comprensión y expresión oral de una lengua. A nuevos tiempos, nuevas metodologías.